Reacciones al perder en videojuegos.


En esta vida, existe una clasificación para los sucesos que pueden ocurrir en la vida de una persona, o un grupo de personas. La clasificación es la siguiente:

  • Cosas maravillosas: Son aquellas que son lo mejor que le puede ocurrir a alguien, se consideran casi un milagro, ya sea desde el punto de vista personal de la persona a la que le ocurre, o desde el punto de vista de alguien más.
  • Cosas excelentes: Están por debajo de las maravillosas, son prácticamente también de un tipo de “lo mejor que puede ocurrirle a alguien”, pero no necesariamente se considere casi un milagro.
  • Cosas buenas: Tan sencillo como que son… ¿buenas? No hay nada de grandioso en ellas, simplemente algo que podía terminar de una manera mala, terminó no siéndolo.
  • Cosas neutras: No es ni bueno, ni malo. Tan sencillo como que ocurrió algo en tu vida que no te afectó para nada, no te beneficiaste, no perdiste, no nada, sigues siendo el mismo miserable/feliz que eras, pero, con un suceso más en tu vida. Algo así como perder una novia con la que duraste una semana o tal vez 9 días.
  • Cosas malas: No hace falta explicarlo mucho. Hiciste algo y no te salió bien, gracias a este suceso, perdiste algo, ya sea tu dignidad, moral, dinero, una pierna, uno de tus dos penes, algo like that, pues, pero, tampoco es que sea algo que afectó tu vida de una manera trágica e irreparable.
  • Cosas pésimas: Tienen más peso que las malas, dañaste o perdiste algo que te costará reparar o recuperar, se trata de algo que te costará mucho trabajo, y lo peor, es que tal vez ya hayas tenido que pasar mucho trabajo para obtener tal cosa. Algo así como que te levantas el culito más chevere del liceo o la universidad, y, por pendejo te descubrió engañándola, tal vez con la más feita de todas. ¡Woohoo!
  • Cosas horribles: Casi lo peor que te puede suceder, como perder a un ser querido, ser víctima de las consecuencias ocasionadas por una guerra, morir, etc…
  • Cosas MALDITA SEA: A este punto es que quería llegar. Este tipo de sucesos, son los peores que te pueden suceder, sí, son hasta peor que las cosas horribles; peor que esa mariquera de morir o sufrir las consecuencias de una guerra. Son esas cosas que cuando te suceden, sólo quisieras matar todo lo que se mueva, ya sea un árbol, una ardilla, una pared mientras estás bajo los efectos del alcohol, una nube, una protozoario, un planeta, en fin, LO QUE SEA QUE SE MUEVA. Son también aquellas cosas que te hacen maldecir miles de veces, y a su vez, sentir que nunca son suficientes maldiciones para desahogar toda la ira que está acumulada en tu ahora envenenada alma.
¿Por qué mencionas estas cosas, Jonathan? El título habla sobre las reacciones al perder en videojuegos
—Cállate y déjame terminar, imbécil. Ya verás.
Mencioné todo eso, porque en los videojuegos, todas esas cosas pueden suceder, pero, la más importante de todas, es la última. Porque esta define prácticamente la reacción que tenemos aproximadamente el 90% de las personas que jugamos un juego.
 
Quise hablar de este tema, porque tengo aproximadamente uno 4 días jugando The Legend Of Zelda: Ocarine OF Time. Hoy, llegué a la parte en la que debo agarrar el puto mazo con el que debo matar al puto dragón ese que se come a los Goron (los gorditos mongólicos que comen piedras). Pues, sí, resulta que debo oprimir un botón para quitar el fuego que rodea al cofre, durante un corto período de tiempo y luego correr por unas escaleras en forma de caracol, muy estrechas, hasta llegar a el cofre antes de que regresen otra vez las llamas que lo rodean, pero, lo que hace que esta parte sea una hijueputada, es el hecho de que si caes hacia un lado, te verás jodido por una roca de mierda que está por un canal, rodando, esperando a que caigas sólo para aplastarte y quitarte uno de los jodidos corazoncitos, y del otro lado… Bueno, esto es un show. Del otro lado hay un desgraciado precipicio, el cual, al caer, además de quitarte vida por ese rolo de coñazo que te vas a dar al caer, TE DEJA EN EL PRINCIPIO DEL TEMPLO. Así es, debes hacer de nuevo todo el recorrido hasta llegar una vez más al puto lugar en donde está el mazo. Debes llevar coñazo, mordisco y candela por ese culo, para llegar nuevamente a ese sucio lugar. Yo, obviamente, en mi primer intento, caí. Normal, fue una caída, después de todo, no es muy fácil, así que llevé coñazo de nuevo, me quemé, busqué corazones, y llegué de nuevo allí, activé el botón, y corrí como un desgraciado, adivinen lo que pasó; así es, caí de nuevo. ¿Mi reacción?… “El coño de la madre, no joda, maldita sea”, pero con un tono un tanto suave. Esto sucedió aproximadamente 3 veces más, a la cuarta, tan sencillo como que maldije al universo en mi interior, contuve la ira y quité el juego antes de caer. Debo admitir, que a pesar de que fueron muy pocos intentos, fue algo muy molesto, pero también admito, que pude haber reaccionado peor. Por eso, ahora sí, mencionaré las reacciones que he observado en mis “largos” 19 años de vida, al perder en un videojuego.
 
  • La correcta pero inexistente: Esa reacción que debería ser la más correcta y común en esta situación, esa en la que al perder, tu simplemente dices “Bueno, supongo que este no es mi momento. Guardaré la parte y luego, cuando esté descansado, seguiré intentándolo”, o algo parecido. Para ser sincero, esto sólo lo vi una vez en toda mi vida, en una sola persona. Y aquí entre nosotros, creo que ese sujeto sufría algún tipo de trastorno que le impedía expresar cualquier tipo de emoción, ya que ni siquiera hacía gestos al ganar, aunque, sin embargo, pude sentir el dolor en su alma, justo cuando dijo eso.
  • La reacción del “Depravado-Edipo”: Esta es muy sencilla, la persona que pierde, simplemente no hace nada, no se detiene, simplemente sigue jugando y perdiendo, pero, eso sí, no deja de decir millones de veces “EL COÑO DE LA MADRE”, por eso decidí llamarlo así. Es la única frase que escucharás hasta que logre el objetivo.
  • Game-tester: Este se ve un poco más en los juegos de multi-jugadores. No es una reacción muy fuerte, aunque en el fondo del alma, esta reacción deja un profundo dolor en el orgullo que es difícil de superar, es más o menos así “Nah, este juego es demasiado malo, mejor probemos otro”. Así es, los que reaccionan de esta manera son todos unos críticos, pero, déjalos que ganen y verás que su reacción será “SOY EL PUTO AMO DEL MUNDO, SOY EL MEJOR, ERES UN IMBÉCIL, NO SIRVES, BASURA, ME FOLLO A TU MADRE, A TU TÍA Y A TODA TU FAMILIA ENTERA, CABRÓN”. Una buena lección sería dejarlos ganar la primera ronda, retarlo de nuevo, pero esta vez ganarle en todas las putas rondas, verás como cambian de un momento a otro su opinión sobre el juego.
  • La víctima: Esta es casi exclusivamente para los juegos multi-jugadores. Aparentemente, los creadores de los juegos, tienen favoritismo hacia sus clientes, así es, en el juego, ya viene predestinado quién es el favorito y a quién quieren joder, sin siquiera conocer a las personas. ¿Por qué lo digo?, porque la gente con este tipo de reacción se molesta, frunce el ceño y dice “No jodas, siempre me toca todo lo malo a mí, sólo mira todo lo que tú tienes, mira lo que tengo yo, siempre tienes todas las ventajas, este juego no sirve. Pobresitos.
  • Mike Tyson: Los que tienen este tipo de reacción son machos, machos de verdad. No comen pinta, cuento, ni nada. Tan sencillo como que todo se va arreglar con coñazos. ¿No puedes pegarle a ese monstruo que se mueve mucho en el juego y te jode? Pues, es por culpa de la pared, la consola, el televisor y/o el piso. Todos están jugando en tu contra, son aliados de ese monstruo. Coñacea todo lo que se mueva, sólo así podrás ganar.
  • Técnicos: Es obvio que si pierdes, hay un problema técnico, entonces la solución es tan sencilla como molestarte, arrugar la cara, pararte de manera abrupta y apagar esa mierda, desconectarla, reiniciarla. Lo más seguro es que cuando juegues de nuevo… ¿ganarás?
  • Vigilado: Esta es única y exclusivamente para los juegos multi-jugadores. La gente con esta reacción, es “obviamente” la mejor del mundo, son los mejores jugadores, conoces todos los secretos, o por lo menos eso es lo que ellos sientes, ya que si pierden, la única respuesta lógica es que eres un maldito camper, es decir, que te la pasas viendo a su pantalla o a su control si es que juegan por una consola, no sean tan chismosos, vale, aprendan los secretos por su cuenta.
  • Pavarotti: La gente con esta reacción, sencillamente se inspira, les llega su musa, y solo les queda sentirse como cantantes de ópera; todos unos Pavarotti, porque sólo escucharás un fuerte y estruendoso “AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!”.
  • Mixto: Esta es la reacción más loca de todas, la más peligrosa, la persona que reaccione de esta manera tiene un alto porcentaje de posibilidades de algún día cometer un crimen y llegar a ser condenado bajo la pena máxima. ¿Por qué?, porque no solo te mentan la madre, sino que te maldicen, dicen millones de veces “el coño de la madre”, apagan la consola, apagan todo, te coñacean, coñacea la consola, coñacea la TV, y todo eso porque lo vigilaste, siendo tú quien tenía lo mejor, todo el tiempo y además te gritan. #ElSeñorLosReprenda.
Dicho esto, debo confesar que yo soy un poco mixto, pero lo bueno es que no reacciono con todo eso junto, sólo 3 o 2 reacciones juntas, siempre las vario.
Y mejor los dejo… Porque quiero probar suerte de nuevo con ese MALDITO MAZO.

 Maldito Camper

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s